La corte de primera instancia federal en California frena la implementación de las nuevas reglas en contra del asilo.